jueves, 31 de mayo de 2007

Gazpacho ligero

En respuesta a todos aquellos que me habéis pedido que ponga además de los platos más dulces (y desgraciadamente engordantes), algo más ligero, aquí va un gazpachito para refrescar vuestras comidas.


Utensilios:
- 1 batidora/picadora
- Un colador grande fino para tamizar la mezcla
- 1 bol (a poder ser metálico)


Ingredientes para (4-5 personas):
- 1 k. tomates maduros
- 1/2 pimiento verde
- 1/2 pepino (pelado y sin las pepitas)
- 1/2 cebolla
- 2 ajos pequeños (sin la raíz)
- 1 taza pequeña de aceite de oliva virgen extra
- 1/2 taza pequeña de agua fría (unos 50 gr)
- 2.5 cucharas de vinagre de Jerez
- 1/2 cucharada de café de sal

Opcional:
- Comino (al gusto)
- 1o 2 rebanadas de pan blanco (para los que no estén a régimen)

Para la guarnición:
- Pimiento verde picado
- Huevo picado
- Pan frito


Preparación:
1. Mete en la picadora los tomates lavados y cortados por la mitad, el medio pimiento verde (no olvides quitar esos nervios blancos que a veces tienen por dentro y nada de pepitas), la 1/2 cebolla, los dos ajos sin la raíz de dentro (así se evita que repita el ajo) y el medio pepino (puedes quitarle las pepitas al pepino con la ayuda de una cuchara de café).
2. Tritura toda la mezcla durante 3-4 minutos apotencia fuerte.
3. Añade el vinagre y la sal, vuelve a mezclar.
4. Por último añade el aceite poco a poco, mientras la batidora sigue girando y triturando. Esto permite que la mezcla emulsione.
5. Pruébalo y rectifica de sal, vinagre y aceite.
6. Coloca el colador / tamiz sobre el bol y pasa la mezcla para que todas las pieles del tomate y demás impurezas se queden por el camino.
7. Refrigera como mínimo 4 horas.
8. Sirve con la guarnición que desees.

Nota: El auténtico gazpacho andaluz lleva miga de pan y comino, pero como engorda bastante más lo dejo a vuestra elección. Si le añadís pan aumentad un poco la cantidad de agua.


lunes, 21 de mayo de 2007

Trufas de Oreo



Muy, muy fáciles de hacer y la mar de versátiles. La próxima vez probaré a convertirlas en chupachups y a cubrilas de muchas más cosas... estad atentas.


La afortunada que se llevó este lote fue Cristina, ya me contarás qué te pareció :-)


Utensilios

- 1 cazo con agua (para el baño maría)
- 1 tenedor
- 1 robot picador (o una bolsa de congelar y un rollo de cocina)
- 1 espátula
- Papel de hornear

Ingredientes

- 1 paquete de 250 gr. de queso philadelphia
- 450 gr. de galletas OREO (normales, sin cobertura)
- 250 gr. Chocolate con leche de cobertura
- 250 gr. chocolate blanco de cobertura

Preparación

1. Tritura las galletas en el robot. Si las metes en a nevera un rato antes de triturarlas te resultará más fácil. Si no cuentas con robot de cocina siempre puedes meter las galletas en una bolsa de congelar, cerrar la bolsa y aplastarlas bien con la ayuda de un rodillo.

2. Cuando el resultado sea como una masa negra brillante, añade el queso philadelphia y mezcla hasta que no quede rastro del blanco del queso.

3. Refrigera la mezcla 1/2 hora.

4. Forma las trufas con la ayuda de una cucharita pequeña y las manos. Colócalas en una fuente lisa o plato.



5. Refrigéralas de nuevo otra 1/2 hora, los últimos 10 minutos métidas en el congelador.

6. Funde los dos chocolates por separado al baño maría. Deja los boles metidos en otros más grandes con agua caliente, así la cobertura no se te endurecerá.

7. Cubre cada trufa con cobertura y colócalas sobre papel de hornear hasta que el chocolate endurezca (en la nevera unos 15 min.).


8. Mientras el chocolate está húmedo puedes decorarlas también con fideos de colores, virutas de otro chocolate, etc.

Consejo: Yo las paso por cobertura 2 veces, el resultado es más uniforme y más bonito, ¡sobre todo para las que se hagan con chocolate blanco!

Bizcocho Damero





Dedicado a Ana y Marcos...

Este bizcocho queda precioso en la mesa y con la mezcla de chocolate blanco y de chocolate negro está de muerte...

Sin falta esta tarde subo la receta.

domingo, 13 de mayo de 2007

El desayuno de los domingos (croissants, pastas y café frappé)

Los domingos son sagrados y son los mejores días para permitirse un pequeño capricho. Lo mejor, que sea en el desayuno, ¡así parecerá que tienes todo el día para quemarlo!






Pastitas danesas de mantequilla


(Esta deliciosa receta la he sacado del blog "todocaserito", de Mar, en Argentina) ¡Todo un referente! ¡Gracias Mar! http://todocaserito2.blogspot.com/2006_12_01_archive.html

Ingredientes:
- 180 gr. de mantequilla (textura pomada)
- 90 gr. de azúcar glas
- 1 huevo batido
- 250 gr. de harina
- 1 cucharada de esencia de vainilla (de la de verdad..., en su defecto 1/2 vaina de vainilla)
- 1 pizca de sal

Utensilios:
- 1 pistola para hacer pastas o 1 manga pastelera con varias boquillas rizadas (imprescindible).

Esta es la mía, disponible en (http://www.lawsonshop.co.uk/mall/productpage.cfm/Lawson/411444/61172)


- 1 silpat o papel de hornear
- 1 horno precalentado a 180º (la bandeja sácala antes de precalentar el horno)
- 1 colador o tamiz


Preparación:
1. Bate la mantequilla con el azúcar glas (¡tamizado!) y la pizca de sal hasta que lo absorba por completo.
2. Perfuma con la esencia de vainilla o con el relleno de la 1/2 vaina de vainilla.
3. Añade el huevo batido en 3 tandas, mezclando bien entre cada una de ellas, hasta que lo absorba por completo.
4. Vete agregando por tandas la harina tamizada hasta que la mezcla te quede como con la textura de las plastilinas de Play-dho.
5. Rellena la pistola con la mezcla.
6. Para hacer las pastitas apoya la pistola verticalmente sobre el silpat y aprieta el gatillo. Al levantar la pistola verás la forma de la galleta. Si no usas un silpat u hoja de silicona y optas por el papel de hornear mantenlo presionado con los dedos de la otra mano cuando levantes la pistola entre pasta y pasta para evtiar que se levante también y se deforme la pasta.
7. Hornéalas 12 min. a 180 gr. hasta que empiecen a dorarse ligeramente en los bordes.
8. Decóralas con chocolate fundido al baño maría, con mermelada de fresa mezclada con un poco de gelatina neutra o con dulce de leche y azúcar glas.






¡Están de muerte!

Consejos: Yo enfrío la placa de hornear y el silpat bajo el chorro de agua fría entre cada hornada, si colocas la masa directamente sobre el silpat o la placa caliente el calor residual hace que se empiece a fundir la mantequilla antes de lo debido y las pastas quedan más grasientas y mucho menos bonitas.

Café frappé (para 2 personas)





Ingredientes


- 1 taza de café solo espresso
- azúcar o sacarina (al gusto de cada 1)
- 5 buenos cubos de hielo

Utensilios
- 1 batidora picadora MUY fuerte (Thermomix en mi caso)
- 2 vasos / copas, etc.

Preparación
1. Haz el café y en caliente endúlzalo a tu gusto.
2. Mete el hielo en la thermomix, pícalo fino (fuerza turbo).
3. Añade el café y mezcla a velocidad 8 durante 4 minutos.
4. Sirve en las copas. ¡Verás que al principio parece de un único color pero luego, gracias a las diferentes densidades, él solo se separa en dos capas!

Consejo: Para los amantes de lo muy dulce, prueba esta mezcla poniendo un poco de leche condensada en la parte inferior de vaso. Cuando viertas la mezcla de café y hielo, utiliza una cuchara sopera para "frenar" la caída del café y que te queden dos capas (que luego serán 3).




Croissants de mantequilla (los de París de verdad)



Los croissants (o cruasanes como les llaman por aquí...), si se hacen bien son una maravilla (nada de grasas extrañas, estos son pura mantequilla). Eso sí, dominar la técnica da más de un quebradero de cabeza. Estos de la foto han sido mi tercer intento, todavía no me doy por satisfecha ya que creo que pueden salir mejores por lo que os prometo que en cuanto domine los pormenores de la técnica pondré una entrada de lo más exhaustiva, con fotos de cómo hacer los pliegues, preparar la harina con la mantequilla, extender la masa y prepararlos.




Auténtico Tiramisù con mucho, mucho chocolate

El nombre italiano Tiramisù viene del verbo "tirare" y de la preposición"sù" que significan dar impulso o fuerza, puesto que este delicioso postre cuenta con chocolate y café, los dos reconstituyentes por antonomasia, no es de extrañar que anime a cualquiera.



Ingredientes:
- 25 cl de café espresso
- 6 huevos (separados en 6 yemas y 3 claras)
- 110 gr. de azúcar
- 500 gr. de mascarpone (batido previamente con un tenedor para ablandarlo)
- 30 bizcochos de soletilla (si pueden ser "savoiardi" mejor)
- 4 cucharadas de cacao
- 200 gr. de chocolate con leche Lindt (u otra marca buena)


Utensilios
- 3 boles (1 para las yemas, 1 para las claras y 1 para el chocolate)
- 1 recipiente para el tiramisu
- 1 batidora
- 1 biberón de cocina (no es indispensable)
- 1 plato hondo
- 1 espátula
- 1 cazo pequeño con un poco de agua (para el baño maría
).

Preparación:
1. Pon a hervir el cazo pequeño con el agua.
2. Separa las 6 yemas y las 3 claras en los dos boles distintos.
3. Monta las claras a punto de nieve y resérvalas en un lugar fresco (con la Thermomix, pon la mariposa, cuenta 1 minuto por clara y a velocidad 2.5).
4. Bate las 6 yemas con fuerza, agrégales el azúcar y bátelas al baño maría sobre el cazo de agua caliente hasta que blanqueen (unos 5 minutos). No dejes de batir para evitar que las yemas cuajen (en la TH 1 min. por yema a 40º y con la mariposa puesta).
5. Aprovechando el calor del baño maría funde el chocolate con leche (o mezcla con leche y negro, según te guste más). No dejes que el agua toque el chocolate en ningún momento. Rellena el biberón y reserva en el agua templada.
6. Añade el mascarpone a la mezcla de las yemas y el azúcar.
7. Añade a la mezcla las claras batidas a punto de nieve con movimientos envolventes (NO circulares) para evitar que se bajen las claras. El total deberá haber casi doblado su volumen.
8. Pon el café en un plato hondo. Humedece cada bizcocho savoiardi en el café (por ambos lados) y ponlos en la base de la fuente.
9. Cuando hayas cubierto toda la base, con el biberón o con una cuchara sopera añade trazas de chocolate fundido. Al enfriarse se endurecerán por lo que no las hagas muy gordos o resultará complicado cortar el tiramisu.
10. Cubre con la mezcla de mascarpone, azúcar y huevos.
11. Espolvorea con cacao amargo.
12. Vuelve a humedecer otra tanda de savoiardi y para con una segunda capa.
13. Repite la operación anterior hasta acabar con la mezcla de queso.
14. Tápalo y refrigera un mínimo de 5 horas.
15. Justo antes de servir espolvorea con cacao, con virutas de chocolate, o con más chocolate fundido formado un enrejado.







Consejos:
- Déjalo reposar en la nevera toda la noche, 1 día de descanso hace que los sabores del tiramisu se asienten y se mezclen y está MUCHO más rico.
- No olvides que si espolvoreas el cacao con demasiada antelación se "humedece" y queda feo; hazlo mejor justo antes de servir el plato.



¡Viva!, ¡viva! Ana se ha animado a probar mi receta y este es el resultado:

Tiramisù de Ana

¿Verdad que apetece comérselo todo?

¡Gracias!

lunes, 7 de mayo de 2007

Mes dedicado a las fresas:


Ya se sabe que a partir de mayo empieza la temporada de fresas por lo que no he podido resistirme a usarlas en unas cuantas recetas. No sólo están ricas sino que también aportan color al plato.




Además de los pastelitos que encontrarás más abajo me animé con el tiramisú de fresas, en breve cuelgo la receta...




sábado, 5 de mayo de 2007


Pastelitos de fresas y mascarpone

Estos pastelitos, tremendamente jugosos, son una mezcla entre las magdalenas de toda la vida y la masa del famoso clafutis de frutos del bosque. Ya sean de merienda como de desayuno ¡seguro que vuelan!

Ingredientes:
Para 12 pastelitos pequeños:
- 250 gr. de queso mascarpone
- 3 huevos grandes (claras y yemas separadas)
- 250 gr. de azúcar
- 150 gr. de harina normal
- 3 cucharadas soperas de marsala (vino italiano dulce), o de cualquier licor dulce de frutos del bosque
- el zumo de 1/2 limón
- 1 pizca de sal
- 250 gr. de fresas
- Mantequilla par enharinar los moldes
- Azúcar glas para decorar

Utensilios
- 12 Moldes pequeños de magdalenas
- 2 boles
- 1 batidora
- 1 tamiz/colador
- 1 espátula de goma
- 1 horno

Preparación:
1. Precalienta el horno a 190°C. Pon las 3 yemas en un bol y las 3 claras en el otro.
2. Añade al bol de las claras el zumo de 1/2 limón y una pizca de sal. Monta el conjunto a punto de nieve y reserva en un lugar fresco.
3. En el otro bol, mezcla con brío las yemas con el azúcar, luego incorpora el licor, y finalmente el mascarpone. Mezcla bien hasta que no queden grumos. Con la ayuda de un tamiz o de un colador añade la harina. Vuelve a mezclar hasta obtener una masa uniforme algo "espesa".
Añade la harina con ayuda de un colador o tamiz

4. Usando la espátula y con movimientos envolventes, añade poco a poco las claras montadas a punto de nieve. Es importante trabajar la masa de arriba a abajo para evitar al máximo que se bajen las claras.
5. El resultado final será una masa casi con textura de mousse. 6. Lava las fresas, quítales el rabo y córtalas en cuartos.
6. Unta los moldes con mantequilla. Vierte 2 cucharadas de la masa en el molde, a continuación unos trocitos de fresa y vuelva a cubrir con más masa. Decora la parte superior con más fresas.

Moldes listos antes de entrar al horno

7. Hornea de 20 a 25 minutos. Cuando estén cocidos (pínchalos con una varilla y verás que sale limpia), déjalos enfriar y desmolda sobre una rejilla. Cúbrelos de azúcar glas y ¡a disfrutar!



Consejos: En realidad no soy fan de añadir alcohol a los postres pero el marsala acentúa el sabor de las fresas y le da un toque muy especial. Aunque pienses como yo y tengas la tentación de eliminar este ingrediente, haz la prueba la primera vez, verás que no te arrepientes.

Si en la bandeja de hornear pones un poco agua (como si fueras a cocerlos al baño maría), los pastelitos te saldrán incluso más jugosos. Como la mayoría de los bizcochos, están más ricos siempre al día siguiente.