martes, 18 de septiembre de 2007

Cookies con mucho chocolate

Siempre que mi marido tiene que irse varios días de viaje le hago estas cookies para que la guardia se le haga tanto a él como a sus compañeros más ligera. Además, como están tan ricas, suelo regalarlas en una cajita siempre que quiero darle las gracias a alguien y el olor a galleta horneada que queda en casa no tiene igual. Son tan versátiles que luego todos vosotros deberíais personalizarlas y darle vuestro toque personal. Salen entre 35 y 40 galletas.


Estas se las dedico a Miguel y a Dori. Gracias ;-)


Utensilios
- 1 cuchillo grande
- 1 bol
- 1 horno precalentado a 180º
- papel de hornear o silpat

Ingredientes
- 230 gr. de mantequilla (textura pomada)
- 225 gr. azúcar moreno
- 115 gr. azúcar blanco
- 270 gr. de harina
- 300 gr. de chocolate (elige entre varios chocolates y pepitas de chocolate)
- 1 cucharita de bicarbonato
- 1 cucharita de sal (en escamas, tipo sal Maldon)
- 2 huevos grandes a temperatura ambiente
- 150 gr. de nueces (opcional)
- Esencia de vainilla (opcional)

Preparación
1. Bate la mantequilla (deberá poder trabajarse pero NO estar derretida) con los dos azúcares. Cuando se haya mezclado bien añade la vainilla, los huevos (uno a uno) y mezcla todo bien.
2. Por otro lado mezcla la harina con el bicarbonato y la sal en escamas (ojo que si usas sal fina usa sólo un pellizco, no una cucharadita).
3. Añade la mezcla de harina a la mezcla de mantequilla y huevos y mezcla hasta que se haya absorbido la harina pero sin trabajarla en exceso (o las galletas quedarían duras).
4. Con la ayuda de un cuchillo pica el chocolate y añádelo a la mezcla. Si encuentras pepitas en la zona de “decoración” de postres añádelas también. Mi consejo es que mezcles ambas, las pepitas no se derriten y quedan muy bonitas, pero el sabor de chocolate de verdad lo da el chocolate picado. Si lo deseas añade las nueces u otro fruto seco.
5. Ahora viene el truco. La mayoría de la gente hornea las galletas en ese momento, pero para que te queden bien redondas y realmente ricas hay que dejar reposar la masa en la nevera un mínimo de 4 horas. Corta un trozo de papel de hornear y coloca la masa a lo largo como para hacer una “salchicha”. Cuando la masa se enfríe y endurezca podrás cortarla como s i se tratase de un salchichón y todas las galletas te quedarán parejas (por no decir que te mancharás mucho menos).
6. Cuando la masa haya reposado córtala en rodajas y hornéalas sobre papel de hornear o el silpat unos 10-12 minutos.
7. Deja espacio entre cada galleta (al menos 2 cm) ya que crecen con el calor. Vigila muy bien la primera hornada para asegurarte el tiempo de cocción, tienen que quedarte los bordes ligeramente dorados y el resto de la galleta tiene que parecer que no se ha acabado de hacer. No te preocupes que es así, se acaban de cocer con el calor residual.
8. Déjalas reposar 2 minutos fuera del horno y luego usa una espátula para pasarlas a un plato para que se acaben de enfriar.

Consejo: Esta masa se conserva hasta 3 meses congelada en la nevera así que puedes hacerla toda y congelarla en crudo y hornear las que te apetezcan (deja descongelar primero) dejando el resto para cuando te haga falta.
Si la queréis usar como postre os aconsejo hornearlas algo más grandes y servirlas calientes, añadiendo una bola de vainilla cubierta con chocolate caliente. Es lo que yo llamo un “cookie monster”.

9 comentarios:

Helenein dijo...

Hola Pulgarcita, acabo de descubrir tu blog, y me ha encantado la descripcion de las cookies, a todo detalle para que no se nos escape nada y hacerlo todo mas sencillo. A parte las recetas son sencillas y muy buenas.
Hasta los blogs que recomiendas le das una pequeña explicación!! es genial lo facil que lo pones.
Felicidades y en los proximos dias me entretendré mirando tus recetas.

Pulgarcita dijo...

Gracias Helenein

Las próximas pienso hacerlas "invertidas", o sea masa de chocolate negro y pepitas de chocolate blanco, o chocolate blanco con praliné, o con matequilla de cacahuete... con lo que encuentre. ¡No dejes de hacerlas y luego me cuentas!

Ana Mª dijo...

Hola Pulgarcita, yo también pienso hacerlas, que a mi niña le encantan las galletas y si son de choco, más. Por cierto, las pepitas donde las compro? A ver si te animas con la piña eh!! Pronto te mandaré la receta del zarangollo murciano. Un beso guapa.

Pulgarcita dijo...

Hola Ana Mª

Las pepitas las compro en cualueir supermercado (el del corte inglés las tiene seguro, el Eroski tb.), suele estar en la sección en la que están los azúcares y los chocolates, verás que venden cantidad de cosas para que te queden preciosas (como virutas de colores). En todo caso, además de las pepitas no dejes de añadir mucho choco del rico, que en el fondo es lo que da sabor ;-)

Carlos dijo...

Espectaculares, este tipo de galletitas eran las favoritas de mis hijos cuando niños.
Un beso

Ana Mª dijo...

He intentado hacerlas pero no ha habido suerte, no sé si falla algo; la mantequilla textura pomada cual es??.Después de dejarlas reposar 4 horas, la masa no estaba endurecida como para poder cortarlas como un salchichón,imagínate el numerito para darles forma de galleta?, un desastre. Que puedo hacer?? AYÚDAME please!!!

Pulgarcita dijo...

Hola Ana

Jijiji, cuando te pasen cosas raras de esas llámame (te paso ahora mis teléfonos en un mail). Espero que no hayas tirado la masa :-)
Este tipo de galleta es lo que los americanos llaman "drop cookies", en realidad no hace falta dar forma a la masa, basta con hacer una bolilla, como un croqueta redonda pequeña (tamaño nuez o así) y hornearla. La forma redonda de la galleta sale sola. Lo del formato salchichón era por "guarrer" un poco menos. No te preocupes por la forma que incluso aunque no hagas las bolitas acaban saliendo redondas.
La mantequilla en pomada significa mantequilla a temperatura ambiente, o sea que la textura es como la de una crema o pomada (ni derretida del todo ni fría).
Si las haces en plan bolitas las haces con la masa algo blanda (parece una bechamel gorda, tipo plastilina) y las enfrías así en un plato, luego las horneas directamente.

cdeliaaleman dijo...

¡Hola Pulgarcita! Hace un tiempo que curioseando me encontré con tu blog y me gustó muchísimo. Veo que no publicas desde enero, a ver si pronto te animas con alguna otra receta rica, rica,...
Hoy me decidí a hacer estas cookies, de aspecto tan delicioso y no estoy del todo satisfecha con el resultado. Me parece que se doraron más de la cuenta y eso que ya las últimas hornadas las deje 10 minutos. No sé si tendrá que ver que sólo las dejé reposar en la nevera, unas dos horas y no las cuatro (como mínimo que recomiendas). ¿Será por eso?
De sabor sí están muy buenas, pero el aspecto de las tuyas es muchísimo mejor.
Enhorabuena por el blog y hasta prontito.
Saludos

Pulgarcita dijo...

hola cdeliaaleman,

Se me ocurren varias razones por las que te puede haber pasado eso, la primera es que tu horno vaya cogiendo de más en más temperatura y por eso se te tostaron demasiado las últimas. Ten en cuenta lo que pongo en la receta, que es que hay que sacar las galletas incluso aunque parezca que están un poco crudas, ya que se siguen cocinando al salir del horno, un poco como los huevos de una tortilla. Al enfriarse se endurecerán, estate tranquila. No sé si enfriaste las bandejas bajo el chorro de agua fría entre una hornada y otra, aunque parezca una tontería es importante ya que evita que suba la temperatura de la galleta demasiado pronto. En cuanto al reposado de la masa en la nevera, si vas a andar con prisa directamente congela la masa en bolitas y hornea ¡Un abrazo!