domingo, 13 de mayo de 2007

Auténtico Tiramisù con mucho, mucho chocolate

El nombre italiano Tiramisù viene del verbo "tirare" y de la preposición"sù" que significan dar impulso o fuerza, puesto que este delicioso postre cuenta con chocolate y café, los dos reconstituyentes por antonomasia, no es de extrañar que anime a cualquiera.



Ingredientes:
- 25 cl de café espresso
- 6 huevos (separados en 6 yemas y 3 claras)
- 110 gr. de azúcar
- 500 gr. de mascarpone (batido previamente con un tenedor para ablandarlo)
- 30 bizcochos de soletilla (si pueden ser "savoiardi" mejor)
- 4 cucharadas de cacao
- 200 gr. de chocolate con leche Lindt (u otra marca buena)


Utensilios

- 3 boles (1 para las yemas, 1 para las claras y 1 para el chocolate)
- 1 recipiente para el tiramisu
- 1 batidora
- 1 biberón de cocina (no es indispensable)
- 1 plato hondo
- 1 espátula
- 1 cazo pequeño con un poco de agua (para el baño maría).


Preparación:

1. Pon a hervir el cazo pequeño con el agua.
2. Separa las 6 yemas y las 3 claras en los dos boles distintos.
3. Monta las claras a punto de nieve y resérvalas en un lugar fresco (con la Thermomix, pon la mariposa, cuenta 1 minuto por clara y a velocidad 2.5).
4. Bate las 6 yemas con fuerza, agrégales el azúcar y bátelas al baño maría sobre el cazo de agua caliente hasta que blanqueen (unos 5 minutos). No dejes de batir para evitar que las yemas cuajen (en la TH 1 min. por yema a 40º y con la mariposa puesta).
5. Aprovechando el calor del baño maría funde el chocolate con leche (o mezcla con leche y negro, según te guste más). No dejes que el agua toque el chocolate en ningún momento. Rellena el biberón y reserva en el agua templada.
6. Añade el mascarpone a la mezcla de las yemas y el azúcar.
7. Añade a la mezcla las claras batidas a punto de nieve con movimientos envolventes (NO circulares) para evitar que se bajen las claras. El total deberá haber casi doblado su volumen.
8. Pon el café en un plato hondo. Humedece cada bizcocho savoiardi en el café (por ambos lados) y ponlos en la base de la fuente.
9. Cuando hayas cubierto toda la base, con el biberón o con una cuchara sopera añade trazas de chocolate fundido. Al enfriarse se endurecerán por lo que no las hagas muy gordos o resultará complicado cortar el tiramisu.
10. Cubre con la mezcla de mascarpone, azúcar y huevos.
11. Espolvorea con cacao amargo.
12. Vuelve a humedecer otra tanda de savoiardi y para con una segunda capa.
13. Repite la operación anterior hasta acabar con la mezcla de queso.
14. Tápalo y refrigera un mínimo de 5 horas.
15. Justo antes de servir espolvorea con cacao, con virutas de chocolate, o con más chocolate fundido formado un enrejado.


Consejos:
- Déjalo reposar en la nevera toda la noche, 1 día de descanso hace que los sabores del tiramisu se asienten y se mezclen y está MUCHO más rico.
- No olvides que si espolvoreas el cacao con demasiada antelación se "humedece" y queda feo; hazlo mejor justo antes de servir el plato.



¡Viva!, ¡viva! Ana se ha animado a probar mi receta y este es el resultado:

Tiramisù de Ana
¿Verdad que apetece comérselo todo?
¡Gracias!

2 comentarios:

ana dijo...

Que buenísimo me ha salido, Pulgarcita. Es un pecado lo bueno que está, me encanta el tiramisú, y ahora que he aprendido a hacerlo y sé que es tan fácil, lo haré a menudo. Ana.

Norma dijo...

hay que rico se ve por dios tentador es poco delicioso diria yo se debe llamar tentacion jajjaja esta super me quedo con tu receta esta super y te aseguro que la hare ya te dare yo la sorpresita
besitos